miércoles, 6 de diciembre de 2017

Blade runner (Philip K. Dick)




Sinopsis: Tras la guerra nuclear, la Tierra ha quedado sometida bajo una gran nube de polvo radioactivo. La gente ha emigrado a otros planetas del sistema y se ha llevado a androides que les asisten. Algunos de estos han escapado de la servidumbre y han vuelto ilegalmente a la Tierra. Y Rick Deckard, cazarrecompensas, es uno de los encargados de acabar con ellos. Pero, ¿es justo matar a los humanoides sólo por el hecho de serlo? ¿Cuál es el límite entre la vida artificial y la natural?

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert! O quizá no... bueno, todo el mundo ha visto la peli, verdad?)



Para los amantes de la ciencia ficción este libro es un clásico, ¡y yo no lo había leído! Un delito imperdonable, sin duda, así que me he puesto manos a la obra y aquí tenéis mi opinión sobre esta obra maestra del género.

Rick es un cazarrecompensas en un planeta Tierra desolado por una guerra que lo ha convertido en un vertedero, donde respirar te mata (lentamente). Rick persigue, atrapa y elimina androides que han llegado al planeta de manera ilegal. Pero esta vez se enfrenta a los androides más avanzados que se hayan construidos, con una inteligencia incluso superior a la de muchos humanos. Conforme el protagonista vaya interactuando y relacionándose con estos nuevos “andys”, su misión se volverá más difícil cuando empiece a percibirlos como seres vivos y los sentimientos se mezclen con su deber como policía.

La lectura de este libro ha sido inquietante y muy interesante. El planeta está acabado y quedan cuatro humanos y medio sobreviviendo como pueden. La mayoría de personas ha abandonado la Tierra y se ha trasladado a las colonias que hay en otros planetas, los que no alcanzan un coeficiente intelectual mínimo están obligados a vivir aquí junto con los que tienen un trabajo que desempeñar. 

El autor retrata un mundo desolado, los restos de una civilización en un mundo futurista, que a pesar de toda la tecnología que maneja el ser humano, no es capaz de salvar el planeta. Ha surgido una nueva religión que intenta mantener felices a estos pobres desgraciados que tienen que permanecer allí. Es una vida de desesperanza, la gente se aferra a animales artificiales como recuerdo nostálgico de un tiempo anterior y los avances tecnológicos no compensan el hecho de vivir en una sociedad destruida. Estos mismos avances han permitido construir las llamadas “cajas empáticas”, artefactos capaces de alterar el estado de ánimo de una persona. 

Para los que disfrutamos con la ciencia ficción, este es un buen libro. A mí me ha gustado, te hace pensar en lo que como seres humanos tenemos y que damos por sentado. Te hace reflexionar en todo lo que podemos perder si continuamos con guerras y contaminando el planeta. El panorama es desesperanzador, el escritor consigue transmitir al lector la tristeza y melancolía con la que viven los personajes del libro. Le otorga a los androides una faceta humana turbadora, ni ellos mismos saben que son robots. Da escalofríos pensar que la tecnología pueda llegar algún día a permitirnos fabricar algo que no se pueda distinguir de uno de nosotros. 

Por lo tanto sí, os recomiendo este libro, porque el autor hace un trabajo excelente concibiendo un mundo que podría ser una realidad en el futuro (aunque él ambientó su libro en la década de los noventa ya que lo escribió en los sesenta). Es un relato de seres humanos que han perdido toda esperanza, entes artificiales que quieren sobrevivir a toda costa y como las personas intentan encontrar un punto de referencia en su vida que les ayude a mantener la esperanza.

Ahora, a ver la peli. No sólo yo, vosotros también, eh?

miércoles, 29 de noviembre de 2017

Playboy por contrato (Noa Xireau)



Sinopsis: Cuando su abuelo trata de presionarlos hacia un compromiso, tanto Gema como Brian Riley lo tienen claro y responden con un NO rotundo.
¿Qué mujer cuerda querría casarse con el playboy más cotizado de Nueva York y pasarse el día espantando a mujeres babosas de su camino?
¿Y por qué iba a renunciar un mujeriego a su existencia de placer y libertad para atarse a una chica que no es siquiera su tipo?
Ni la vida, ni las respuestas suelen ser sencillas, pero hay una regla que nunca deberíamos olvidar: ¡lee siempre la letra pequeña!

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!!)


Últimamente parece que sólo leo novela romántica, pero como no tengo un plan establecido de lectura, voy leyendo lo que me parece interesante. El próximo será ciencia ficción, I promise. Los dos libros anteriores que he leído de esta autora me gustaron, así que no me lo pensé cuando publicó uno nuevo, aunque quizás el resultado esta vez ha sido un poco diferente.

Gema es una chica a la que una abogada malvada lleva engañada, nada más y nada menos, que a New York para que trabaje para su abuelo. Un abuelo al que no había visto nunca. Cuando llega se ve inmersa en una historia de chantaje y reclamación de herencia orquestada por la susodicha abogada y su querida tía española. Su abuelo, que no se deja amedrentar (tiene la piel tela de dura), organiza un matrimonio concertado entre Gema y su primo, Brian, para que así ambos puedan heredar su parte del emporio familiar. Si no se casan, lo pierden todo. Movimiento astuto del viejo zorro, ¿verdad?

Este libro pintaba interesante, y no tuvo un mal comienzo, aunque la autora emplea los primeros capítulos en detallarnos lo que la protagonista piensa a cada segundo. Quizá demasiada introspección por parte de la muchacha (para eso tenemos a Freud que se le daba muy bien el tema). Gema se encuentra en una situación muy difícil y después de un día o dos decide aceptar el plan del abuelo, porque, bueno, Brian es un bombón y la chica tampoco quiere terminar deportada de malas formas. 

Hasta aquí iba bien la historia, pero entonces comienza a suceder todo demasiado rápido. Para no conocerse empiezan a intimar casi inmediatamente y la familia que al principio era un poco reacia (pensaban que la chica quería ligarse al abuelo y quedarse con el dinero, a lo Falcon Crest y similares), cambia en cuestión de horas y la recibe con los brazos abiertos. Una vez que deciden aceptar el trato del cabeza de familia, se lanzan a ello como si llevaran en una relación juntos toda la eternidad. Pienso que el personaje que más evoluciona es sin duda Brian, que abandona su vida disoluta para centrarse en una sola mujer, y Gema hace todo lo contrario, involuciona. Al principio es una chica decidida y con las cosas claras, y conforme se apodera el amor de ella pasa a ser totalmente dependiente de él. 

Es una novela romántica llena de los clichés tradicionales del género: empresario buenorro multimillonario, protagonista femenina pobre abrumada por las circunstancias, una familia que de amable que son empalagan, regalos caros que la chica no quiere aceptar, chico un tanto posesivo, mansiones fantásticas y dinero que puede olerse a través de las hojas del libro (o la tinta de mi Kindle en este caso). El desarrollo de la historia es el esperado, igual que el final. No me he encontrado nada novedoso en este libro, pero ha sido entretenido. La escritura de esta autora es, como siempre, impecable, pero me ha faltado romanticismo. Es más, a mitad del libro se me vino a la cabeza aquel dicho de “la cabra tira al monte”, porque es indudable que el género favorito de Noa Xireau es la novela erótica. Una vez que coge carrera con las escenas de sexo, ¡no hay quien la pare!

Un último comentario: el perro es tan feo que ni es gracioso, lo siento. 

Y una duda existencial de las mías… ¿en qué idioma se comunican estas personas? ¿Inglés? ¿Español? ¿Inglés con acento de Brooklyn? ¿Español con acento de Harlem?

lunes, 6 de noviembre de 2017

Amor en la frontera (Lee Vincent)


Sinopsis: Año 1870 en el Oeste Americano. Hace cinco años que culminó la Guerra Civil entre el norte y el sur, y el territorio en el oeste de los Estados Unidos comienza su pleno desarrollo, en lo que se denomina la nueva Frontera, un lugar tan excitante como peligroso.
Dos hermanas se ven forzadas a huir del Territorio de Wyoming ante la inminente muerte de su padre, víctima de la tisis. A su llegada al pueblo de Monroe Park, en el reciente instituido estado de Colorado, se verán obligadas a luchar por su sobrevivencia en una comunidad, cuya única ley es el revólver. Allí, Heather Harrison, la mayor de las hermanas, se topará con el temible vaquero Luke Montana, un hombre cuyo pasado está plagado de misterios y que se empeñará en conquistarla.
En medio de sus luchas por abrirse paso en Monroe Park, las hermanas tendrán que sortear diversos peligros, desde bandoleros hasta indios enfurecidos, pero su peor pesadilla se hará realidad cuando el despiadado cuatrero Richard Perkins reaparezca en la vida de Heather y la reclame como su mujer. ¿Se saldrá con la suya este bandido o tendrá que enfrentarse a la inclemencia del mejor pistolero de la Frontera, Luke Montana?

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


(Atención: Spoilers Alert a lo Clint Eastwood!)


Heather vive en un rancho que su familia tiene en el lejano oeste. Divorciada de un cuatrero que la maltrataba, tiene que huir de su hogar cuando su padre enferma, ya que el susodicho bandido va a ir a buscarla en cuanto su progenitor fallezca. Heather se dirige con su hermana a Monroe Park, un pueblo donde tienen una tía con la que van a vivir. Por el camino se verán involucradas con unos forasteros que perecerán a manos del hombre de confianza que las acompaña y al llegar a su nuevo destino se encontrarán con que su tía ni está ni se la espera. Heather se verá sola en un nuevo sitio, donde tendrá que buscarse la vida para subsistir. Conocerá al vaquero Luke que la deslumbrará desde el principio y el cual tendrá secretos que no querrá que salgan a la luz.

Me ha gustado mucho esta novela, creo que sólo había leído una o dos anteriormente que estuvieran ambientadas en el Oeste americano, y la verdad es que ésta me ha parecido muy entretenida. Los personajes están bien trabajados, Heather es una luchadora a pesar de sus circunstancias personales, vive con miedo, pero no se deja vencer por este sentimiento. Está un poco escarmentada con los hombres, pero a pesar de ello no logra sacarse de la cabeza a Luke.

Ha sido divertido conocer a los diferentes personajes que viven en este pueblo perdido de la frontera, es una época difícil, pero algunos de los habitantes tienen su punto cómico. También refleja la autora el lado más cruel y salvaje de una zona donde la ley brillaba por su ausencia la mayoría de las veces (el whisky casero es lo que tiene). Ha habido momentos de acción, brutales asesinatos, borracheras épicas y burdeles en cantidad. Vamos, lo típico del salvaje oeste. Hasta los curas del pueblo aportan su granito de arena a la historia. Tengo que admitir que la autora ha hecho un trabajo excelente en la ambientación de este libro, me ha traslado completamente a esos pueblos del oeste con calles sin asfaltar, caballos por doquier y hombres que se duchaban bien poco (casi nunca).

El romance entre los protagonistas es probablemente lo que menos me ha gustado de este libro, porque me ha parecido un poco forzado y no he sentido química entre ellos. Entiendo que la época no daba para muchas muestras de amor, ni demasiado romanticismo, pero me ha faltado algo de chispa entre ellos. Me ha dado la impresión que la escritora se ha centrado más en detallarnos la vida en un pueblo del oeste, que en la historia de amor de los personajes principales. 

También esperaba que el exmarido de Heather diera más la lata, pero se ve que andaba ocupado en otros menesteres. Aunque sí, hace su aparición apoteósica y la lía parda.

Novela muy entretenida, que os adentrará en la peligrosa vida de los pueblos del salvaje oeste y os hará dar las gracias por vivir en el siglo XXI. Por cierto, tiene un final abierto que continua en la segunda parte, habrá que leerla en algún momento.

Que conste que a mí el Sheriff Cassidy me cayó bien desde el principio. A su manera es un héroe, incomprendido, pero un héroe.

lunes, 30 de octubre de 2017

Un vaquero de ojos verdes (Tess Curtis)


Sinopsis: Luke Atkins es un mujeriego encantador en toda regla. Hasta la fecha nunca ha tenido una relación con ninguna mujer que le haya durado más de cinco días seguidos, y contra todo pronóstico, ellas siguen adorándolo.
Terry Brown siempre ha sido una mujer de armas tomar: orgullosa, competitiva, independiente y amante de las relaciones esporádicas que no tiene intención de atarse por el momento a ningún hombre.
Cuando Terry sufre una agresión en la puerta de un bar, toda su confianza se desmorona, y no le queda más remedio que esconderse provisionalmente en el rancho familiar de los Atkins, un lugar de la Texas profunda, a salvo de su acosador anónimo. Lo que menos espera encontrar allí es a alguien como Luke, un apuesto y misterioso vaquero de ojos verdes, dispuesto a protegerla y cuidarla, pero que al igual que ella, parece tener una terrible alergia a las relaciones serias.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert en Modo Rancho!)


Leí el libro debut de esta autora y me gustó bastante. Como los vaqueros buenorros le gustan a cualquiera, me he lanzado a la lectura de su segundo libro. Es parte de la Saga Rancho Atkins pero se puede leer de manera independiente.

Terry es una joven abogada a la que le gusta divertirse y salir con hombres sin querer atarse a ninguno. Cuando comienza a ser acosada, su amiga Angie y el marido de ésta deciden llevarla al rancho familiar para alejarla de la ciudad y protegerla mientras la policía investiga quién puede ser el desequilibrado que le manda cartas amenazantes e incluso llega a agredirla una noche. En el rancho conocerá a Luke, cuñado de su amiga, que la cautivará y con el que conectará de manera especial.

Creo que este libro me ha gustado incluso más que el primero, los personajes me han parecido más reales y más actuales. Luke no quiere relaciones serias, pero le gusta más una mujer que a mí el chocolate. Terry tiene traumas varios, y como no quiere que la vuelvan a abandonar, tampoco tiene interés en relaciones estables. Son personajes un poco diferentes a los que nos encontramos en la mayoría de novelas de este género, y eso está bien.

Este libro tiene un comienzo bastante movido con la agresión a la muchacha por un desquiciado y del cual logra rescatarla nuestro vaquero bombón. Luego el nivel de acción de la historia baja considerablemente y la autora decide centrarse más en la relación romántica entre los protagonistas, lo cual hace que sea una lectura bastante agradable y con poco sobresaltos. Quizá he echado de menos un poco de más acción a lo largo del libro, quitando un par de anécdotas sin demasiada relevancia, no hay mucho movimiento (en cuanto a psicópatas sueltos se refiere). Pero reconozco que a la escritora se le da bastante bien describir y adentrarse en las inseguridades inherentes al ser humano. Esas que todos tenemos.

Es una tierna historia romántica muy en la línea del primer libro de esta saga. La autora nos va mostrando cómo Terry y Luke se van conociendo, compartiendo momentos y averiguando qué tienen en común. Lo que empieza como una atracción física se convierte, poco a poco, en algo más profundo y ésto me ha gustado especialmente, ya que suelo ser reacia a los enamoramientos repentinos: (por ejemplo) la protagonista se frota un ojo porque le ha entrado algo con el viento y el galán de turno cae rendido a sus pies y le pide matrimonio dos segundos después... como que no.

Así que si queréis pasear por un maravilloso rancho y deleitaros con atardeceres de película, mientras disfrutáis de una preciosa historia romántica, éste es vuestro libro.

Sólo pedirle a la autora que me resuelva una duda existencial: ¿el beber tantos vasos de leche caliente en mitad de la noche es algún tipo de obsesión personal? Casi desarrollo intolerancia a la lactosa. Casi.

domingo, 15 de octubre de 2017

miércoles, 6 de septiembre de 2017

Los Wadlow (Marisa Maverick)


Sinopsis: Celebrar el buen fin de su último caso en los tribunales fue la razón que llevó a Kathy a entrar en ese afamado local. Aceptar, y solo por esa vez, la insistente invitación de su compañera de trabajo para tomar una copa, el motivo de Adam.
El amor surgirá entre ellos de forma arrolladora, con una pasión que marcará sus propios tiempos. Y esa será la fuerza que los ayude a enfrentarse tanto a personas que quedaron en el olvido como a miedos y traumas del pasado.
Sin embargo, un estricto sentido del deber, unido al imperioso deseo de hacer justicia, llevará a un miembro de la familia Wadlow a remover acontecimientos del ayer. Pero toda acción conlleva una reacción, que afectará de forma implacable a sus seres más queridos y empujará a la joven pareja hacia un letal peligro que decidirá su futuro.
¿Quizás el azar, caprichoso, les jugó una mala pasada?
¿Tal vez estaban marcados por el destino?
¿O el que sus caminos se cruzaran solo fue premeditación?…
Como cita Norbert Wadlow: Omnia vincit amor, et nos cedamus amori.

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~


(Atención: Spoilers Alert! He intentado no poner demasiados...)



Llevaba tiempo con ganas de leer este libro. Tiene muy buenas opiniones y la sinopsis auguraba una buena historia. Nada más lejos de la realidad. Terminé este libro hace una semana y todavía estoy intentando comprender algunas partes del mismo.

La protagonista, Kathy, es una abogada joven y entregada a su trabajo. Es huérfana y su única familia es su amiga Diane a la que conoció en una de las casas de acogida en las que estuvo cuando niña. Tomando una copa en un bar conoce a Adam y el flechazo es inmediato… demasiado inmediato si queréis saber mi opinión. Como he podido comprobar conforme avanzaba en la lectura, en este libro todo ocurre (extremadamente) rápido. Después de su encuentro, la autora nos cuenta cómo se va desarrollando su relación, con un descubrimiento familiar de por medio y un par de malvadas haciendo de las suyas.

Lo primero que me llamó la atención es cómo la escritora introduce continuamente, entre comillas, los pensamientos de los protagonistas. Imagino que es para que el lector sea consciente de lo que cruza por la cabeza de los personajes, pero en este caso (tal vez) debería haber escrito este libro en primera persona, porque tanto pensamiento llega a cansar un poco. 

Las conversaciones entre Kathy y Adam me han parecido demasiado infantiles para la edad que tienen. Había momentos en los que tenía la sensación de que leía diálogos entre adolescentes, y no entre personas cercanas a la treintena: el enamoramiento tan repentino, las escenas de celos absurdos y sin fundamento, las inseguridades, la actitud ante la familia de él… Todo eso sin entrar demasiado en lo que comentaba al principio, la velocidad a la que se desarrolla todo (¡que supera a la del sonido!).

El protagonista masculino, Adam, parece sacado de otra época. Se comporta como un gentleman inglés de finales del siglo XIX. No es que no me guste este período, ¡me encanta la novela romántica histórica! Pero es que aquí no es el caso, es una novela contemporánea y por lo tanto, su comportamiento es bastante llamativo, más acorde con la época victoriana.

Sin duda lo que más me ha impactado es cuando, en un momento muy importante para los protagonistas, la escritora decide dejar la narrativa en tercera persona y que sean los propios personajes quienes cuenten esa parte. Ha sido muy extraño, y es la primera vez que me encuentro algo así en un libro. No acabo de comprender la decisión de cambiar el punto de vista del narrador a mitad de un capítulo.

Siento mucho decir que este libro se me ha hecho un poco pesado de leer, me han sobrado muchas páginas donde en realidad no ocurría nada. Quizá el hecho de que tuviera grandes expectativas creadas en torno a esta historia haya hecho que la decepción sea mayor. 

Sin embargo, me gustaría puntualizar que la escritora tiene una buena prosa (aunque abunda el laísmo) y bastante potencial, aunque a mí este libro no me ha convencido.

martes, 22 de agosto de 2017

Mentiras de sangre (Mary Higgins Clark)


Sinopsis: Olivia Morrow sabe que le queda poco tiempo de vida. Sabe también que la Iglesia pretende beatificar a su prima Catherine, una religiosa que dedicó su vida a la investigación de dolencias infantiles y al cuidado de niños discapacitados. Pero, ante todo, Olivia Morrow sabe que su prima no fue ninguna santa.
En los recovecos de su memoria se oculta un secreto que puede cambiarlo todo. Y es que antes de entrar en la orden religiosa, Catherine mantuvo una relación con Alex Gannon, un prestigioso doctor y científico que, con el tiempo y gracias a sus múltiples patentes, amasó una auténtica fortuna. Ambos concibieron un hijo que Catherine dio en adopción antes de ingresar en el convento. Un hijo que tuvo descendencia antes de morir y que figura como heredero directo en el testamento de Gannon.
Lo que Olivia desconoce es que no es la única persona que posee esta información y que lo que está en juego es demasiado importante para dejar cabos sueltos...

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~

(Atención: Spoilers Alert!!! Creo que no hay...)


Hacía tiempo que no leía nada de esta autora, echaba de menos sus novelas de suspense y sus personajes tan cuidados. Al lío.

Kate es una pediatra completamente dedicada a su trabajo en un hospital de New York. y no sale mucho. Es huérfana y tampoco tiene familia. Se trasladó desde Boston para alejarse de un hombre, amigo íntimo de su padre, que se obsesionó con ella. Entonces la curación supuestamente milagrosa de uno de sus pacientes la pondrá en contacto con miembros de la Iglesia Católica que quieren saber su opinión sobre esta recuperación. Están en proceso de canonizar a la monja Sor Catherine, que en teoría ha obrado el milagro de curar a este niño con cáncer terminal. Pero hay un secreto sobre su familia y su pasado que alguien querrá que salga a la luz, y que hará que su vida se encuentre en peligro desde ese momento. Su relación con Sor Catherine no se quedará en un mero trámite con la Iglesia.

Ha sido un libro muy entretenido, el personaje de Kate es intachable. Una doctora apasionada por su trabajo y con sentido de la ética altísimo, humana y cercana a sus pacientes. Los que la rodean no pueden evitar apreciarla y quererla. Su padre estuvo buscando a sus padres biológicos toda su vida, y aunque Kate nunca demostró mucho interés, llega un momento en el libro en que se da cuenta de que también es importante para ella. Los “malos” de este libro me han gustado, porque no son como el típico criminal de los bajos fondos. Gente de clase alta que hará cualquier cosa por conservar su dinero y su posición, quizás más peligrosos que aquellos que roban por otros motivos.
  
Siempre me ha encantado Mary Higgins Clark, sus libros de suspense son adictivos y construye tramas estupendas. Este libro tiene un desarrollo lento, tiene sus momentos de acción y una historia muy bien estructurada. Lo mejor es ese suspense que va creando capítulo tras capítulo y que lleva al lector a querer avanzar para saber si Kate conseguirá averiguar la verdad. Me ha gustado especialmente la parte en donde se descubren los tejemanejes de una familia que ha vivido muchos años de unas patentes y que ahora están prácticamente en la ruina. Los ricos no quieren perder su estatus obviamente, y alguien que se encuentre a punto de perder su nivel de vida será capaz hasta de matar.

Ha sido interesante el enfoque que la escritora le ha dado al tema de los milagros religiosos porque sin llegar a comprometerse completamente sí deja abierta la posibilidad de que realmente, en el caso que trata en el libro, ocurriera de esa manera. La conexión entre la protagonista y la monja está muy bien hilada y explicada, aunque la historia de Sor Catherine me ha parecido un poco triste.

Es un libro bastante entretenido que se lee rápido, con una buena dosis de suspense y algún que otro sobresalto. Una lectura ideal para el verano. Considero que no es de los mejores libros de la autora pero ella nunca decepciona, se nota a leguas su experiencia escribiendo.

Yo también espero un milagro. Que se vaya el calor. A girl can dream!